Los desafíos del marketing digital para el cambio organizacional

Marketing cambio organizacional

Suscríbete a la newsletter

No te pierdas las novedades del mundo del Marketing

El marketing es sin duda alguna una de las áreas que más ha evolucionado en las últimas décadas. Además de ser una de las áreas más jóvenes en el mundo de los negocios, por lo que no es de sorprender que sea pieza clave en los procesos de evolución y cambio organizacional. Sin embargo, a menudo, parece ser el patito feo del cuento, cuando en realidad se ha transformado en un cisne, es decir, en pilar esencial. Relegándosele a un lugar de mero espectador. En las siguientes líneas quiero transmitirte los desafíos y la importancia del marketing para lograr un verdadero y positivo cambio organizacional en la era de la Inteligencia artificial (IA).

Marketing y transformación digital

Una de las ramificaciones más recientes del marketing puro es el llamado marketing digital. El marketing digital es, sin duda alguna, la rama que más se ha transformado radicalmente en los últimos años, gracias al avance de las nuevas tecnologías, los medios sociales y el análisis de datos. Estos cambios han supuesto una oportunidad para las organizaciones que han sabido adaptarse y aprovechar el potencial del marketing digital para mejorar su eficacia y eficiencia. Sin embargo, también han planteado una serie de desafíos que requieren de una gestión adecuada del cambio organizacional.

Antes de continuar, te pongo en contexto. Cuando hablamos de cambio organizacional nos referimos al proceso por el cual una organización modifica su estructura, cultura, estrategia, procesos o prácticas para responder a las demandas del entorno. El cambio organizacional implica una serie de fases, como la identificación de la necesidad de cambio, la planificación, la implementación y la evaluación. Y sin duda alguna, también requiere de una serie de factores, como el liderazgo, la comunicación, la resistencia al cambio, el compromiso y la capacitación.

Principales desafíos del marketing digital para el cambio organizacional

El marketing digital y el cambio organizacional están estrechamente relacionados, ya que el primero impulsa y facilita el segundo, y el segundo condiciona y retroalimenta al primero. 

Marketing Digital y Cambio Organizacional

Algunos de los desafíos que plantea el marketing digital para el cambio organizacional son:

La necesidad de contar con una visión estratégica y una cultura digital que oriente y alinee las acciones de marketing con los objetivos de la organización.

El reto de desarrollar nuevas competencias y habilidades digitales de toda la organización, así como de fomentar el aprendizaje continuo y la innovación.

Integrar y coordinar los diferentes canales, plataformas y herramientas digitales, así como de optimizar los recursos y los procesos.

Hacer de los datos de mercado tu mejor aliado para medir y analizar los resultados. Poder tener claro el impacto del marketing digital, así como de establecer indicadores y mecanismos de control y mejora.

Pero las nuevas tecnologías y maneras de tener presencia digital también conllevan riesgos. Por tanto, se deben de gestionar esos riesgos y las oportunidades como la seguridad de la información, spam, privacidad, la reputación online, la competencia o la regulación.

Estos desafíos requieren de una gestión del cambio organizacional efectiva, que involucre a todos los niveles y áreas de la organización, que cuente con el apoyo y el liderazgo de la dirección. Sobre todo que sepa comunicar los beneficios de un cambio y motive a los empleados y forme a los equipos. Pues finalmente, lo que se espera del departamento de marketing es que promueva una cultura de cambio e innovación.

Cómo se puede aprovechar el potencial tecnologías del marketing digital en la gestión del cambio

El marketing digital se basa en el uso de las nuevas tecnologías, como la web, los motores de búsqueda como Google, los dispositivos móviles, redes sociales, correo electrónico, vídeo, podcast. Para impulsarlo se basa en áreas de especialización como automatizaciones de marketing, SEO, SEM, CRO, neuromarketing, marketing de influencers, el marketing viral, entre otros. Y evidentemente, los nuevos y más recientes actores del mundo de los negocios como la inteligencia artificial, machine learning, blockchain, realidad aumentada, realidad virtual, experiencias inmersivas, más lo que se acumule esta semana (jajaja). 

El marketing digital ofrece un gran potencial para la gestión del cambio, ya que permite conocer y entender mejor al cliente, sus necesidades, preferencias, comportamientos y opiniones. Incluso, en un nivel más detallado, incluso sus sentimientos, motivaciones, expectativas y satisfacción.

Por tanto, dentro de las primeras cualidades que ese pueden aprovechar para potencializar a las empresas está el segmentar y personalizar el mercado. Esta segmentación se hace basada en datos, lo que permite ofrecer productos, servicios y experiencias adaptados a cada cliente, generando valor y fidelidad.

Todo ello permite comunicar y relacionarse con el cliente, creando relaciones profundas.  Por ejemplo, al crear contenidos relevantes y de calidad, que sean útiles, interesantes, inspiradores y memorables para los consumidores.

Además, la hiperconectividad y el marketing son el mejor terreno para Interactuar y dialogar con el cliente, escuchando y respondiendo a sus consultas, comentarios, sugerencias, quejas, reclamaciones, felicitaciones y recomendaciones. Obteniendo información clave para lograr un cambio organizacional positivo que permite a las organizaciones evolucionar en conjunto con sus clientes.

Por todo ello y más, para aprovechar el potencial de las tecnologías del marketing digital en la gestión del cambio. Se deben de considerar las nuevas tecnologías y digitalización que aportan alineadas con los objetivos y estrategias organizacionales. Dejar el estigma de que el departamento de marketing es un espectador, pues en realidad es uno de los partícipes más activos en la culturización digital de las empresas. Además de que su constante evolución, lo convierte en el departamento de más rápida, adaptación y aceptación al cambio. Lo cual, se puede transmitir al resto de la organización, inspirar y promover un cambio fluido, así como el marketing fluye cada día en el mar digital

Retos del marketing en la Transformación Digital

La Transformación Digital es el proceso por el cual las organizaciones adoptan y aprovechan las nuevas tecnologías digitales para mejorar su desempeño, competitividad y sostenibilidad. Conlleva una serie de cambios en la cultura, estrategia, estructura, procesos, productos y servicios. Pero también en las experiencias que viven los empleados y que ofrecen a los clientes, en los modelos de negocio. Impacta áreas como canales de distribución, proveedores, socios, los stakeholders y porque no, la sociedad.

El marketing es una función clave para la Transformación Digital, ya que se encarga de identificar, crear, comunicar, entregar y evaluar el valor para el cliente y la organización. Por tanto, debe adaptarse y evolucionar con las nuevas tecnologías digitales, ofrecen nuevas posibilidades y desafíos para el marketing. 

El marketing debe integrar y coordinar los diferentes canales y medios digitales. La llamada omnicanalidad digital que abarca la web, el móvil, redes sociales, email, metaversocriptomonedas y más. 

El marketing debe conocer y entender al cliente digital, que es más informado, exigente y conectado. Aunque puede ser más crítico, es también participativo, colaborativo y co-creativo. Lo que puede permitir que los clientes también sean partícipes activos del cambio organizacional.

Por su parte, el marketing debe crear y comunicar el valor digital, que es más dinámico, innovador y competitivo.  Lo que aumenta el nivel de desafío para lograr una verdadera transparencia, confianza e impacto social. Todo esto encaminado a aportar valor al cliente y a la organización.

Otro de los grandes retos del marketing digital es la medición y análisis del mercado digital, que es más complejo, competitivo y cambiante: A tal nivel que involucra desafíos tanto globales como locales e incluso me atrevería a decir oportunista. Lo primero, es que en medio de tanta información debe decidir realmente que es lo que se va a medir, es decir, los indicadores clave. Luego cómo lo va a medir, de qué técnicas y herramientas va a emplear. Todo ello bajo una constante lupa de optimización y mejoras constantes, sin contar los cambios de algoritmo y regulaciones globales del uso de la información de los usuarios.

Estos son algunos de los retos que enfrenta el marketing en la Transformación Digital, que requieren de una visión, estrategia y cultura organizacional. 

La IA aplicada al marketing y su impacto en la rentabilidad de una empresa

La Inteligencia Artificial (IA) es la ciencia y la tecnología que permite crear sistemas y dispositivos capaces de realizar tareas que normalmente requieren de inteligencia humana, como el aprendizaje, el razonamiento, la percepción, la comprensión, la comunicación, la decisión y la acción. La IA se basa en el uso de algoritmos, modelos, datos, redes neuronales, machine learning, deep learning, natural language processing, computer vision, speech recognition, sentiment analysis, chatbots, etc.

La IA aplicada al marketing es el uso de la IA para mejorar las actividades, procesos y resultados del marketing, como la investigación, segmentación, personalización, interacción. Involucrando aspectos como innovación, diferenciación, medición, análisis, optimización, la mejora, control, solución y mejor toma de decisiones para la acción. Logrando una real evaluación, retroalimentación y aprendizaje, logrando una evolución y cambio positivo en las organizaciones.

IA y marketing digital

La IA en conjunto con el marketing tiene un impacto positivo en la rentabilidad de una empresa, ya que permite aumentar los ingresos, al generar más ventas, más clientes, más fidelidad, más recomendación y más influencia en el mercado a una velocidad meteórica.

Igualmente, reduce los costes que implica el marketing tradicional, al cual muchas empresas no podían acceder anteriormente. O bien accedían a acciones de marketing que no les permitía el alcance deseado, y que ahora está al alcance de todas las empresas sin importar el tamaño. Claro, siempre y cuando sepan realmente como usar óptimamente la IA aplicada al marketing digital. Pues el simple acceso a esta tecnología no trae implícito el éxito. 

Por tanto, permite optimizar los recursos, procesos, tiempos, reducir los errores y los riesgos. Reduciendo así, las pérdidas, devoluciones, reclamaciones o una mala reputación o imagen online. Permitiendo mejorar la competitividad y rompiendo paradigmas para lograr posicionarse en la mente del cliente, crear una marca fuerte y contar una historia convincente.

Estos son algunos de los beneficios que aporta la IA aplicada al marketing y su impacto en la rentabilidad de una empresa, que requieren de una visión, un liderazgo y una comunicación que avance al futuro con paso firme.

Comparte este contenido

Suscríbete a la newsletter

No te pierdas las novedades del mundo del Marketing

Echa un vistazo a estos artículos

¿Quieres aumentar tus ventas?

Consultoría de marketing